El vuelo cautivo consiste en la fijación del globo de aire caliente al suelo mediante unas cuerdas, lo que le impide salir volando. Lo  hacemos subir y bajar hasta una  determinada altura, entre 15 y 20 metros, pudiendo subir distintas personas en cada ascensión.

Esta modalidad se utiliza principalmente en eventos como festivales, conciertos, fiestas, promoción de una marca o producto, y por lo general tiene una gran expectativa por parte del público.