El vuelo cautivo consiste en la fijación del globo de aire caliente al suelo mediante unas cuerdas, lo que le impide salir volando. Lo  hacemos subir y bajar hasta una  determinada altura, entre 15 y 20 metros, pudiendo subir distintas personas en cada ascensión.

Esta modalidad se utiliza principalmente en eventos como festivales, conciertos, fiestas, promoción de una marca o producto, y por lo general tiene una gran expectativa por parte del público.

Los participantes podrán disfrutar de la sensación de elevarse dentro de una barquilla de mimbre mediante un globo de aire caliente.

Para la realización de un vuelo cautivo es necesario un espacio de 50 x 50 metros libres de cables y obstáculos.

Las mejores horas para realizarlo son a primera hora de la mañana o la última hora del  atardecer e incluso por la noche, en cualquier época del año.

En el caso de los vuelos cautivos nocturnos la probabilidad de viento intenso es mucho menor. Para estas exhibiciones nocturnas el quemador cuenta con un dispositivo especial que ilumina el globo desde su interior como una gigantesca bombilla.

La exhibición tiene una duración aproximada de 2 horas, aunque nos podemos adaptar a las necesidades de duración del evento.

vuelo-globo-cautivo

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono (requerido)

Lugar del evento

Calle Severo Ochoa nº 91 – bajo
Gijón – Asturias – 33210

[email protected]

+34 606 356 634